El pueblo natal de Mina bendice su fichaje al ritmo de la música

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 1,143

Pin
Guachené está con Yerry Mina. EFE

El pueblo natal de Mina bendice su fichaje al ritmo de la música

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 1,143

Este sábado no fue un día más para el pequeño municipio colombiano de Guachené, ya que su hijo más notable, Yerry Mina, concitaba la atención del mundo del fútbol al ser presentado por el Barcelona y sus vecinos lo jalearon al son de la música.

"Para mí es un orgullo patrio, nacional, que el niño haya llegado al mejor club del mundo. Le doy gracias al Señor, me congrego en una iglesia donde él se manifiesta y me decía que me iba a bendecir a través de uno de los míos", explica a 'Efe' Marianela González, la madre de Mina.

En este rincón del convulso departamento del Cauca (suroeste), el espigado central que ya luce la zamarra del Barcelona, el nuevo azulgrana sigue siendo sólo Yerry, el muchacho que creció con un balón pegado a los pies.

Los vecinos recuerdan sus andanzas de niño y cómo regresa a la casa familiar mientras mantiene su compromiso con la fundación que ha creado para ayudar a los jóvenes del lugar.

La madre, henchida de orgullo, describe a su hijo como "una gran persona, muy humilde" que "desde pequeño demostró esa fraternidad por el fútbol" además de querer "sacar a su familia adelante".

Como ella, muchos de sus vecinos se reunieron en la estación de Bomberos para seguir la presentación como si los más de 8.800 kilómetros que separan Guachené de Barcelona fueran apenas un suspiro.

Cuando Yerry apareció en pantalla se desató la locura: gritos, vítores y canciones como si la Selección Colombiana hubiera ganado un Mundial.

A duras penas se fijaron en que Mina se mantuvo fiel a sus rituales y saltó al césped del Camp Nou descalzo, santiguándose y señalando el cielo.

Ni mucho menos escucharon sus primeras palabras, ya transformado en el primer futbolista colombiano del Barcelona. Quedaron ahogadas en su pueblo natal por los petardos y los bailes.

"Yerry es una persona cargada de humildad, en diciembre estuvo (en Guachené) y va tranquilo por las calles, saluda a todo el mundo, juega sus partidos de fútbol y tiene su fundación para que los muchachos tengan mejores ideas para su futuro", subraya el alcalde del municipio, Oliver Caravalí.

De la estación de bomberos los vecinos salieron en caravana hasta la casa donde opera la fundación de Mina, allí sacaron fotos del colombiano con la camiseta de Palmeiras y de nuevo tronaron los petardos y la música.

El orgullo de abuela se mezcla con la alegría por haber tenido un nieto que "se ha dejado guiar por los padres" para ir "por el buen sendero".

Más contenido se muestra Seifar Aponzá, entrenador de la escuela de fútbol Raíces donde Mina comenzó su andadura en el fútbol a los cinco años.

"Las palabras sobran ante la magnitud de los hechos, Yerry catapultó el fútbol de Guachené y dices 'ahí es donde vale la pena tanto esfuerzo'", comenta Aponzá a 'Efe'.

El técnico recuerda como Mina llegó al club "con ganas de ser portero" como su padre, pero después de sus primeras experiencias vieron que su posición debía estar en otro lado de la cancha.

Sin embargo, Aponzá explica que no fue sino hasta los 12 años cuando "fue mostrando una faceta diferente" en la cancha.

"Entre los cinco y los 12 no era tan vistoso. Lo llevó allá su inteligencia de juego, se esforzó, se sacrificó, luchó y hoy vemos materializado el esfuerzo", subraya.

Para su primer entrenador, no hay duda de que Mina se hará un hueco en la competitiva plantilla del Barcelona, tal y como hizo antes en Deportivo Pasto, en Independiente Santa Fe o en Palmeiras gracias a su "carisma y actitud".

Eso sí, antes de terminar, no puede evitar enviar un recado al Gobierno, a quien le pide una cancha digna para que los futuros Yerrys puedan abrirse paso.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 156K RANK 1
lecturas 327M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook